Connect with us

Hi, what are you looking for?

Editorial

YCRT está dejando pasar lo que quizás sea el último tren para el carbón

La crisis energética global fue impulsada, en un primer momento, por la escasez de gas natural. Ahora llega la crisis del carbón provocada por la guerra Rusia-Ucrania. Crece la demanda, pero no hay suficiente producción de carbón en el mundo.

China, India y Estados Unidos han aumentado el consumo de energía, esto podría llevar a la demanda mundial de electricidad a partir del carbón a un nuevo máximo histórico este año, según advirtió la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

Según puede advertirse en Europa, los países están volviendo a considerar poner a funcionar viejas centrales eléctricas de carbón que habían sido desmanteladas. Sudáfrica por su parte, aumentó el número de barcos que exportan carbón hacia Europa.

Según la AIE, la generación mundial de energía a partir del carbón superó los 10.350 teravatios-hora en 2021, un 9% más, gracias a la rápida recuperación económica que empujó la demanda de electricidad mucho más rápido de lo que los suministros bajos en carbono pueden mantener. Para 2022, se espera que el consumo total de carbón aumente casi un 2% a un récord de poco más de 8 000 millones de toneladas métricas y se mantenga allí hasta al menos 2024. 

Un combustible que muchos pensaron que pronto desaparecería, hoy se encuentra más vivo que nunca. La demanda ha ido en aumento desde el año pasado en medio de una escasez de gas natural y a medida que aumentó el uso de electricidad después de que se revirtieran las restricciones por la pandemia. 

La invasión rusa de Ucrania no hizo más que profundizar y acelerar los negocios alrededor del carbón, desencadenando un efecto dominó que está dejando a los productores de energía sin margen para sostener el suministro, lo que eleva los precios a niveles récord.

Por ejemplo, durante la segunda semana de la guerra en Ucrania las plantas en Europa quemaron 51% más de carbón que un año atrás, situación que coincidió con la caída en la demanda de gas. Por lo tanto, los países están comprando carbón para mantener los inventarios y garantizar el abastecimiento pensando en el recrudecimiento de las sanciones y el conflicto.

El problema es que no hay suficiente carbón en el mundo para atender la demanda, esto se debe a múltiples razones. La primera es que no se están financiando nuevas operaciones de este mineral, la segunda es que las carboneras en el ámbito global habían iniciado un desescalamiento de sus plantas y están achicando sus proyectos.

Entonces, mientras en el mundo los mineros luchan por extraer toneladas adicionales de carbón a medida que las empresas de servicios públicos siguen exigiendo más, preparando el escenario para la siguiente fase de la crisis energética mundial, en nuestro país ocurre lo contrario. En la provincia de Santa Cruz, los mineros de YCRT viven de conflicto en conflicto, luchando para que la mina no muera y se mantenga abierta.

La intervención nacional a la empresa YCRT solo ha generado desinversión, conflictos laborales y destrucción de la producción. Hoy por hoy, la mina no produce lo que debería producir y está dejando pasar una gran oportunidad para venderle al mundo lo que más está buscando, carbón.

YCRT es el mayor yacimiento carbonífero del país con 450 millones de toneladas certificadas de este recurso. Además de garantizar el abastecimiento energético en el sur argentino, podría exportar grandes cantidades de carbón lo que dejaría millones de dólares al país.

El regreso del carbón

A medida que el mundo comenzó a salir de la pandemia a mediados de 2021, la demanda de energía aumentó con la reapertura de tiendas y fábricas. Pero Europa, que había liderado la carga global lejos del carbón, enfrentó una crisis sin precedentes de electricidad y una escasez de gas natural. Al mismo tiempo, la energía renovable era escasa en la región y en algunas otras partes del mundo. La confluencia de eventos provocó apagones en algunas regiones y llevó los precios del gas a niveles extremos en todo el mundo, dando paso a la crisis energética.

La guerra de Ucrania amenaza con dinamitar los acuerdos del clima en la cumbre de Paris en 2015. La explicación hay que buscarla en el plan de los países occidentales para la reducción del consumo del gas ruso, que ha desatado una fiebre de acuerdos con países como Qatar o Arabia Saudí para asegurar el suministro de combustibles fósiles que sustituyan ese gas ruso.

El complejo contexto mundial que vivimos llevó a que el carbón volviera a estar de moda como alternativa energética menos costosa para generadores de energía. El carbón térmico, del tipo quemado por las centrales eléctricas, es una de las fuentes de combustible más baratas “del planeta”, con costos de alrededor de $15 por millón de unidades térmicas británicas, según un informe del 1 de abril del Bank of America. Eso se compara con alrededor de $25 por el petróleo crudo y el precio global de $35 por el gas natural, según el informe.

El consumo de carbón aumentó un 17% en los EE. UU. y también aumentó en Asia, África y América Latina. India y China, que dominan los mercados mundiales, también fueron grandes impulsores del aumento de la demanda mundial.

La AIE emitió su pronóstico de demanda anual en diciembre. La agencia ahora planea emitir una revisión de mitad de año en julio, la primera vez que lo hace, para analizar el impacto de la guerra. Con toda probabilidad, la demanda será mayor que el pronóstico de diciembre, ya que la invasión de Ucrania por parte de Rusia desencadena una reacción en cadena en los mercados energéticos mundiales que hace que el carbón sea aún más el centro de atención.

Incluso antes de la arriesgada medida de Europa, los suministros de carbón ya eran precarios. Una central eléctrica en Alemania tuvo que cerrar el año pasado cuando se quedó sin carbón. La escasez también provocó cortes de energía en India y China, que en conjunto representan alrededor de dos tercios del consumo mundial de carbón.

La Comisión Europea (CE) presentó el pasado miércoles, 18 de mayo de 2022, el Plan para poner fin a la dependencia de la UE con respecto a los combustibles fósiles rusos (REPowerEU). Eliminar la dependencia energética de Rusia supondrá, en lo económico, una inversión de 297.000 millones de euros. En cuanto a las medidas, destaca el hecho de que se usará más carbón y energía nuclear.

Tal y como apuntó el vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans, reducir el uso del gas natural, al menos en esta fase de transición, implicará utilizar carbón y energía nuclear durante más tiempo del previsto, con el impacto negativo en las emisiones que ello conlleva. 

Por el lado del gigante asiático, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, el máximo planificador económico de China comunicó que el mercado del carbón en ese país experimentó un crecimiento en la producción desde finales de febrero gracias a los esfuerzos del país para estabilizar la producción y asegurar el suministro.

La producción diaria de carbón del país se ha mantenido en más de 12 millones de toneladas desde finales de febrero, con un aumento del 10 por ciento interanual.

La producción diaria en la provincia de Shanxi, la región autónoma de Mongolia Interior y la provincia de Shaanxi superó los nueve millones de toneladas. La comisión señaló que la elevada producción ha hecho que la oferta de carbón siga aumentando.

Las reservas de carbón en las plantas eléctricas chinas alcanzaron 149 millones de toneladas, más de 30 millones que en el año anterior.

El aumento de la producción de carbón ha sido una obsesión de Beijing desde que la escasez de combustible provocó los cortes de energía generalizados del año pasado. La nación extrae la mitad del carbón del mundo, y la producción ha estado aumentando justo cuando una nueva ola reciente de bloqueos pandémicos desaceleró la actividad económica y redujo la demanda de energía. Pero no está claro si los aumentos de producción son sostenibles, y un alto funcionario de la industria dijo recientemente que el impulso ha llegado a sus límites.

Aumento del precio del carbón

Los precios de futuros para el índice de referencia australiano, que rara vez supera los 100 dólares la tonelada métrica, se dispararon a 280 dólares en octubre cuando las empresas de servicios públicos recorrieron el planeta en busca de combustible. Retrocedió levemente, ya que las temperaturas invernales relativamente suaves en el hemisferio norte aliviaron parte de la demanda de energía. Pero cuando Rusia invadió Ucrania, las preocupaciones sobre el suministro llevaron los precios hasta $440, un máximo histórico.

El mercado de Europa siguió el mismo patrón, e incluso en los EE. UU., que está más impulsado por la demanda interna, los precios alcanzaron un máximo de 13 años este mes. 

A medida que el carbón crece en importancia, es poco probable que los suministros sigan su ejemplo.

A medida que se reducen los suministros mundiales de carbón y aumentan los precios, es posible que las naciones de mercados emergentes ya no puedan permitirse adquirir el combustible para mantener sus economías en funcionamiento. Los países con problemas de liquidez en el sur de Asia, como Pakistán, Sri Lanka y Bangladesh, están particularmente expuestos a las crisis de precios y ya están lidiando con la escasez de energía. Lo mismo está comenzando a ocurrir en América Latina.

Por ahora, la dinámica más inmediata es una lucha global por los suministros de carbón disponibles para evitar la escasez de energía. Es una pena que en Santa Cruz y la Argentina no se tome nota de esto e YCRT siga en total abandono.

Datos: Bloomberg, Agencia Internacional de Energía e Instituto de Energía de Santa Cruz

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Noticias Relacionadas

Cañadón Seco

Los dichos que tuvieron visos de amenazas fueron pronunciados por Sebastián Ovejero y su pareja Betina Britos, quienes desde hace más de un año...

Caleta Olivia

Dos accidentes viales de similares características se registraron en menos de 24 horas en el tramo de la Ruta 12 que une Caleta Olivia...

Cañadón Seco

 El presidente de la Comisión de Fomento de Cañadón Seco, Jorge Marcelo Soloaga, expresó que la pareja que hace más de un año usurpó...

Argentina

La dirigente social jujeña Milagro Sala fue trasladada este lunes de su domicilio hasta un sanatorio de San Salvador de Jujuy, donde quedó internada...

Caleta Olivia

Personal de la División de Investigaciones, realizó este miércoles una serie de procedimientos que fueron coordinados por la superioridad policial, en pos de dar...

Puerto Deseado

Un Ford K,  que habría embestido a una motocicleta y se dio a la fuga, es intensamente buscado por la policía tras chocar esta...