La Prensa de Santa Cruz

Diario La Prensa de Santa Cruz

La Corte busca una trasformación

La Corte busca una trasformación
Buenos Aires
La Corte Suprema de Justicia prepara una serie de reformas para el Poder Judicial, que planea discutir con representantes de todo el país e implementar de forma progresiva.
El próximo 6 de marzo, el presidente del máximo tribunal, Ricardo Lorenzetti, explicará los pormenores del paquete en el acto de apertura del ańo judicial, a las 12:00 en el cuarto piso del Palacio de Justicia.  Según publicó la Corte a través del Centro de Información Judicial (CIJ), ese día se convocará a la discusión de una política de Estado para la transformación de los poderes judiciales. 
“La Corte Suprema de Justicia de la Nación anuncia la realización del acto de inauguración del ańo judicial para el día 6 de marzo de 2018, a las 12:00, en la sede del cuarto piso del Palacio de Justicia. En dicho acto se presentar  una política de Estado para la transformación de los poderes judiciales”, seńaló el tribunal.
Además, detalló que “a posteriori, los representantes de la magistratura de todos los fueros del orden federal, nacional, provinciales y de la Ciudad de Buenos Aires discutirán las propuestas durante los días 6 y 7 de marzo, tendientes a ser consensuadas con los demás poderes del Estado”.
Entre los cambios figuran el progresivo proceso de digitalización de los expedientes, la modificación de la oficina de escuchas judiciales y la propuesta para modificar la composición del Consejo de la Magistratura.
Además, se abrirá  la discusión sobre el horario de apertura de los tribunales, para poder tener más tiempo de atención. La Corte Suprema planteará sus propuestas para reformar la Justicia en momentos en que el Ministerio de Justicia que encabeza Germán Garavano lleva adelante el ambicioso plan Justicia 2020, que también propone cambios en el sector.
“Apoyamos fuertemente la convocatoria de la Corte para la reforma judicial”, dijo Garavano en declaraciones a La Nación.
Todos los ámbitos
En materia laboral, la Corte propone favorecer la conciliación para lograr una conclusión rápida de los procesos, y la capacitación en métodos alternativos de resolución de disputas. También propone el proyecto que se acorten los plazos de designación y el proceso de selección de los jueces a fin de cubrir la totalidad de las vacantes existentes, tanto a nivel nacional como provincial.
Uno de los cambios más reclamados por la sociedad está asimismo contemplado en la iniciativa de la Corte y es la modificación de la feria judicial, los horarios de atención y las licencias del personal. Además, la implementación de sistemas de evaluación de los funcionarios y empleados judiciales.
También figuran entre las propuestas la ampliación de la cantidad de peritos y la creación de la Oficina de Investigación Criminal. Sobre la base de la oficina de escuchas judiciales, el nuevo organismo se encargará no solo de la captación de llamadas sino que se orientará además a otros campos: la investigación en las redes sociales, nuevas tecnologías con un cuerpo de peritos especializados en delitos contra la administración pública y casos de corrupción. La propuesta es que se convierta en una oficina de investigación criminal sofisticada que acelere la averiguación de delitos complejos.
Trasformación
La Corte Suprema se puso al frente de un ambicioso plan de reforma integral de la Entre los objetivos centrales de la transformación impulsada por el Máximo Tribunal están fortalecer la independencia del Poder Judicial, tanto en el aspecto individual de los jueces como institucional; mejorar la gestión judicial; actualizar los procesos y las instituciones con herramientas que permitan dar respuestas a la demandas de la sociedad y orientar el funcionamiento de la Justicia a fin de lograr mayor acceso, igualdad, inclusión de los ciudadanos y fortalecer el Estado de derecho.
El documento seńala la necesidad de incorporar en esta reforma la educación legal que se realiza en las universidades y la regulación de la práctica de la abogacía. El escrito destaca que “el agente de cambio debe ser el propio Poder Judicial, liderado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación” con el consenso de todos los poderes del Estado. El Máximo Tribunal propone una política de Estado en la que estén involucrados los tres poderes.
Entre las propuestas figuran la transformación de la estructura organizativa del Poder Judicial (federal y provincial), el ejercicio de la abogacía y la educación legal que se lleva adelante en las universidades. Además, la reforma se propone mejorar la eficiencia y la eficacia de los procesos mediante la informatización y el uso de criterios de responsabilidad fiscal en materia presupuestaria.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.