La Prensa de Santa Cruz

Diario La Prensa de Santa Cruz

Incorporan a la municipalidad a un hombre con denuncia por estupro

Caleta Olivia
Malestar generó en la comunidad la designación en un cargo de la municipalidad de un hombre denunciado por estupro, que a pesar que la justicia le otorgó la libertad, la causa continúa en trámite, con pruebas que lo incriminan y el proceso se dilató por la pandemia.

abuso4

 

Según trascendió, se trata de un hombre que tras ser denunciado en la fiscalía, permanecer detenido diez días en la comisaría fue liberado y en las últimas semanas fue designado con un cargo en la administración municipal e integrando el Comité de Operativo de Emergencia de Caleta Olivia.
Se trataría de Erick Ríos Burela, quien fue denunciado en septiembre del año pasado por «estupro», en una causa que aún se tramita en el Juzgado de Instrucción a cargo del doctor Pérez Soruco, en el expediente Nº 71679/19.
Quien también se hizo eco de la información fue el portal OPI Santa Cruz quien detalló en la investigación que «Ríos Burela fue puesto en funciones en el COE Comité Operativo de Emergencia en Caleta Olivia, donde, además de brindar servicio informático es quien otorga los permisos para abrir un comercio o para salir a caminar de forma recreativa durante la cuarentena, a los habitantes de la ciudad del norte santacruceño».
Además reseña que su designación lleva el aval del intendente Fernando Cotillo, el secretario de Gobierno Pablo Calicate.
Asimismo el denunciado es pareja de la supervisora de Cultura, área a cargo de Sandra Díaz.
«El hecho ocurrido el año pasado involucra al nombrado en una denuncia por haber llevado engañada a una menor, cuando este hombre se desempañaba como docente (profesor de danza) en un Instituto Privado de danzas y fue acusado por este grave delito contra una menor de edad».señala el portal.
Agrega que Burela «cumplía funciones informáticas en el Colegio Aonikek, el mismo establecimiento donde Maia Pamela Polo, su pareja, es docente de Música. Debido a la causa abierta sobre Burela, los padres del colegio donde se desempañaba, juntaron firmas, hicieron una presentación colectiva y lo expulsaron. Desde entonces tiene prohibido el ingreso a la institución».
Además, el denunciado trabajó en varias escuelas de baile de la localidad, que conocidos del hecho lo despidieron.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *