La Prensa de Santa Cruz

Diario La Prensa de Santa Cruz

La víctima regresó a Salta y el principal acusado se negó a declarar

Puerto Deseado
Para la Justicia, el brutal ataque de Puerto Deseado -en el que dos hombres violaron a una mujer y mataron a su hijo de 4 años- está esclarecido.
Los dos sospechosos están detenidos. Mientras la investigación avanza, la víctima dejó la ciudad y regresará a su casa. El principal acusado, en tanto, se negó a declarar y este martes por la tarde fue trasladado nuevamente la Comisaría Cuarta en Caleta Olivia.

deseado

Un largo viaje le espera a María para volver a Rosario de la Frontera, en Salta. Junto a su esposo Celso y una de sus hijas, recorrieron por tierra los 321 kilómetros que separan a Puerto Deseado de Comodoro Rivadavia, en Chubut.
Primero, 100 kilómetros por la ruta 281. Y el resto por la ruta nacional número 3.
Este martes por la noche partirá en avión hacia Buenos Aires y el miércoles volará a Salta. Luego deberá recorrer 180 kilómetros hasta Rosario de la Frontera donde reside. En los mismos vuelos viajará el féretro que transporta el cuerpo de su pequeño hijo.


deseado1

 

Ataque
El jueves pasado mientras recorría un sector de la playa de Puerto Deseado conocida como Punta Cavendish, María fue atacada por dos hombres (uno de ellos un menor de 16 años) quienes ya están detenidos. Omar Alvarado, de 33 años violó y golpeó a la mujer quien quedó desvanecida.
Junto al menor la creyeron muerta y después se llevaron al chico al que asesinaron pegándole con piedras en la cabeza por temor a que «los identifique».
El hecho conmovió a la localidad de Puerto Deseado, de 18 mil habitantes y también a todo el país.
La mujer se recuperó y caminó unos 700 metros hasta que fue encontrada por un matrimonio que le dio ayuda. Les contó lo que le había pasado y que estaba buscando a su hijo.
Todavía no sabía que el nene había sido asesinado. Por los fuertes golpes que recibió tiene 50 puntos de sutura en la cabeza y golpes en todo el cuerpo. Además de heridas cortantes en su rostro.
Este martes se supo que Alvarado, que está detenido en Caleta Olivia, se negó a declarar.
Por este hecho hubo varias movilizaciones en Puerto Deseado pidiendo justicia al juez Oldemar Villa, muy cuestionado por la gente por su actuación en este caso y en otros que, según los testimonios recogidos por Clarín en el lugar quedaron impunes.
Ahora se espera una junta médica para los dos detenidos. Se sabe que Alvarado sufre de esquizofrenia lo cual, según el juez «no lo hace inimputable».
También circuló la versión respecto a que el menor sufre una enfermedad mental. Pero esto fue desmentido por su padre quien además sentenció: «Si las hizo que las pague». El hombre dijo «estar quebrado» por lo que hizo su hijo aunque aclaró que «el solo presenció los hechos, no participó del crimen del chico. Pero se quedó ahí porque lo amenazaban». (Fuente: Clarin)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *