La Prensa de Santa Cruz

Diario La Prensa de Santa Cruz

«El pueblo le pide perdón», expresaron vecinos al papá del nene asesinado y le entregaron una urna con dinero

Puerto Deseado
«El pueblo está con usted, con María, con su hijo y su familia. No dejaremos nunca de reclamar justicia», le prometieron los vecinos que se acercaron al hospital en donde permanece internada la mujer violada y mamá del nene asesinado.

perdon1

Tras la multitudinaria marcha en la localidad, vecinos de Puerto Deseado se acercaron al Hospital en donde se encuentra internada María, la mujer violada que fue brutalmente golpeada y cuyo pequeño hijo de 4 años fue asesinado en la playa de la localidad. Allí, le entregaron al esposo de la mujer y papá de Santino una urna con dinero para «ayudar a la familia» que juntaron durante la concentración.
«El pueblo está con usted y le pide perdón», le dijeron entre lágrimas al hombre, destrozado por haber perdido a su hijo y por la situación que debió enfrentar su mujer, y se estrecharon en un sentido abrazo.


Vecinas
Una de las vecinas se fundió en un abrazo con el esposo de María y padre del chiquito asesinado y le manifestó: «lamentamos mucho lo que pasó. Esto no le va a servir de mucho; lo juntó el pueblo», le dijo la mujer. Y otra mujer agregó: «El pueblo le pide perdón. Perdón, perdón a su hijo, a Ud., a María, a su familia. Lo único que tenemos para pedirle es perdón. Esto lo juntamos desde el corazón».
Al salir del Hospital, una de las vecinas, Ana, aseguró en diálogo con Vía Patagónica: Le entregamos lo poco que se pudo juntar a esta familia que está destrozada. Le pedimos perdón por lo que hicieron a esa criatura y a su madre. No vamos a parar hasta que esto se esclarezca. El pueblo está con María, su hijo y su familia», aseguró.

Menor
En tanto, el otro sospechoso del caso es un adolescente de 16 años que se encuentra en calidad de aprehendido, ya que se trata de un menor de edad, y también el domingo a última hora era sería sometido a una rueda de reconocimiento.
La víctima y su hijo fueron atacados por dos delincuentes cuando caminaban por una playa de la mencionada localidad santacruceña, a la que habían llegado para visitar a otros familiares.
De acuerdo con los datos que pudo aportar la mujer a la Policía, en ese momento ambos fueron sorprendidos por dos hombres que los amenazaron, la obligaron a caminar hasta una cueva, ya que el lugar está rodeado de acantilados, y luego la atacaron con el objetivo de abusar sexualmente de ella.
Según lo que relató, en medio del abuso, y mientras uno de los agresores amenazaba a su hijo con un cuchillo, la mujer se desvaneció.
En consecuencia, los delincuentes la creyeron muerta y se llevaron al chico, a quien finalmente asesinaron a golpes. Posteriormente, dejaron abandonado su cadáver a pocos metros de donde se hallaba su madre.
El cuerpo del menor, en tanto, fue llevado a la morgue judicial de Puerto Deseado, donde fue sometido a una autopsia que determinó que falleció como consecuencia de «múltiples traumatismos» en el cráneo provocados por un objeto contundente.
Se trata de uno de los crímenes más aberrantes de Santa Cruz de los últimos tiempos, que incluso conmocionó al país entero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *