La Prensa de Santa Cruz

Diario La Prensa de Santa Cruz

Soloaga advirtió que “sin licencia social no hay minería ni petróleo”

cañadon

Cañadón Seco
El presidente de la Comisión de Fomento de Cañadón Seco, Jorge Marcelo Soloaga viajó a principios de esta semana a Perito Moreno para reunirse con el intendente de esa localidad, Mauro Casarini, con la finalidad de aunar criterios y posturas que contrarresten la decisión de empresarios mineros y petroleros de producir despidos en los yacimientos que explotan en la zona norte de Santa Cruz.
El jefe comunal de la Capital Provincial del Petróleo no solo cuestionó severamente a las empresas con un tajante y directo mensaje diciéndoles: “basta de despidos salvajes a nuestra gente”, sino que además les recordó que tienen la obligación de “garantizar la sustentabilidad económica, social, laboral medio ambiental” y que tengan en cuenta que “sin licencia social no hay minería ni petróleo”.
En lo que respecta al ámbito de los hidrocarburos, el cuestionamiento apunta en estos momentos a YPF que ya habría desafectado varios equipos de perforación en las áreas que tiene concesionadas en la zona norte.
Una prueba de ello es que hace pocos días, en Las Heras, hubo una asamblea entre dirigentes de gremio de los petroleros de base con operarios de la empresa de servicios Quintana, contratista de la operadora dado que ochenta de ellos ya recibieron telegramas de despidos por la baja de dos equipos de torre.
En el caso de la actividad metalífera, el intendente Mauro Casarini denunció públicamente la semana pasada que el holding empresario Newmont Goldcorp que explota el yacimiento de oro “Cerro Negro”, situado en cercanías de Perito Moreno, tenía decidido reducir su plantel de operarios argumentando “ajustes” en sus planificaciones operativas para preservar la vida útil del área concesionada.
Debido a que parte de los trabajadores residen con sus familias en esa localidad, Casarini le expresó personalmente a una representante del holding, que la comunidad perítense no tiene porqué ser la variable de ajuste de las malas planificaciones del grupo empresario que se fusionó hace pocos meses, el cual incluso dejó de colaborar en proyectos de obras públicas y no renovó pago de becas escolares.

Lectura
Al respecto, Soloaga hizo una pormenorizada lectura de ambos frentes de conflictos, evaluando que todo hace presumir que los grupos empresarios pergeñan estrategias condicionantes para el nuevo gobierno nacional que asumirá la semana próxima.
Sin embargo, sostuvo, pasan por alto la denominada “licencia social”, es decir la confianza que brindan los habitantes de pueblos cercanos a los yacimientos de recursos naturales que explotan, a cambio de que contribuyan con el progreso y desarrollo armónico de sus comunidades arraigadas.
“Esto es un ejemplo de las aristas filosas que tiene el capital concentrado dado que los empresarios mineros y petroleros quieren convencer a pueblo de que hay que reducir planteles de trabajadores para preservar la producción a futuro”, expresó el jefe comunal de Cañadón Seco.
“Esto una estupidez porque bien es sabido que el pueblo no tiene acceso directo a la producción y tampoco se ocupa de defender el interés de empresas que especulan sobre sus propias rentas económicas” afirmó.
“A ellas nada les importa otra renta, cual es la social y por ello debe quedar en claro que a los recursos naturales que posee nuestra provincia, o bien los controla el Estado en beneficio de los pueblos o los manejan las empresas en perjuicio de sus habitantes. Por eso nosotros –vociferó-, como representantes directos de las comunidades de Cañadón Seco y Perito Moreno decimos que no queremos ni dádivas ni limosnas y ni un trabajador en la calle carajo”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *