La Prensa de Santa Cruz

Diario La Prensa de Santa Cruz

Recuerdan al cabo Enrique Grippo caído en cumplimiento del deber

gripo

Caleta Olivia
El viernes pasado en la comisaría de Los Antiguos, realizaron un acto en conmemoración de un nuevo aniversario del fallecimiento del Cabo Enrique Grippo, caído en cumplimiento del deber, en la Comisaría de Cañadón Seco.
En el acto, participó el personal de guardia, el comisario Adrián Lobos, el sub Comisario Mario Mosqueda, la auxiliar Cristina Monsalvo, la Cabo Primero Valeria Solloski y el agente Javier Manrique.
Según informaron a través de las redes sociales, el hecho se inició en la ciudad de Comodoro Rivadavia con una asalto cometido por Raúl Jorge Olagaray en conjunto con su cómplice Juan Emilio Gatica –fugados de la Cárcel de San Luis- el día 30 de noviembre de 1961 y continúa el raid delictivo con el secuestro de Ramón Lorenzo, con el fin de que los conduzca a la localidad de Pico Truncado.
Así, luego de esquivar a la policía que vigilaba las salidas de la provincia del Chubut, manteniendo amenazado con un arma de fuego a Lorenzo, y con la ayuda imprescindible de Gatica, llegan a Cañadón Seco donde visitan a dos amigos para solicitarle dinero mientras Gatica, que aun no tenía armas, vigilaba al secuestrado Lorenzo, pero éste aprovecha la momentánea distracción de Olagaray y consigue huir llegando hasta la Comisaría de esa localidad donde se encuentra al Agente Grippo de guardia y le informa lo sucedido.
Este a fin de tomar intervención y como era el único que en ese momento se encontraba en la Comisaría, dejó en la guardia a otro agente que se hallaba cumpliendo arresto y salió en busca de los delincuentes.
Una vez ubicándose las proximidades de la Comisaría, se acercó al coche y cuando estaba a dos metros aproximadamente, Olagaray le efectuó un disparo que fue a dar en su pecho ocasionándole la muerte.
Posteriormente se acerca el agente caído y le sustrae la pistola Colt 45 y un cargador para entregársela a Gatica.
Ahora con dos armas se dirigieron a Pico Truncado donde preguntan por la casa de Juan Mata, una pequeña habitación donde en ese momento no se encontraba nadie, igualmente rompen la puerta ingresando a la misma.
El personal de guardia de la Comisaría de Pico Truncado alertado de los hechos, comienza la búsqueda de los delincuentes, mientras que desde Caleta Olivia y Cañadón Seco se desplaza personal policial siguiendo los rastros dejados por los malhechores, quienes en muy poco tiempo son localizados por la comisión policial, encabezada por el Oficial Principal Ramón Santos.
Los efectivos rodean el inmueble, pero al existir dudas de si los delincuentes se encontraban en el interior, el Suboficial Aguilar se acerca a la puerta y con un puntapié la abre dando una rápida ojeada al interior sin ver a nadie.
El Principal Santos se acerca a observar y por la abertura que separa la puerta de la pared surge un disparo que le atraviesa el brazo izquierdo y se introduce por la cavidad axilar, ocasionando que cayera a un metro de la puerta.
A partir de ese momento se produce un intenso intercambio de disparos, hasta que se abre la puerta y sale Olagaray esgrimiendo la pistola y disparando hacia los efectivos policiales y al Principal Santos que yacía mal herido en el suelo.
Pocos segundos duró la acción del delincuente, que al recibir varios impactos de bala, cae sin vida.
Gatica, en el interior de la habitación observando los hechos, en forma inmediata se entrega a los efectivos policiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *