La Prensa de Santa Cruz

Diario La Prensa de Santa Cruz

Marta Yánez sospecha que una falla mal reparada pudo haber causado el colapso

jueza (33)

Buenos Aires
La jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, se subirá en pocas horas a un avión que la traerá a Buenos Aires para analizar 67 mil imágenes del ARA San Juan colapsado.
Son las que tomó el Seabed Constructor en su último día antes de abandonar el área en la que fue hallado el submarino. “Hay fotos y videos”, confirmó Yáñez en una entrevista con Clarín.
También aseguró que ahora convocará a declarar a los familiares de los tripulantes. Y deslizó que ya hay algunos indicios de por qué pasó lo que pasó, con el fantasma de una posible negligencia sobrevolando la causa.
Yáñez aspira a realizar una pericia del accidente sin el submarino presente, es decir, hundido a 907 metros y a 600 kilómetros de Comodoro Rivadavia.
En un radio de 80 por 100 metros a la redonda, el Seabed Constructor, a través de los minisubmarinos que lleva a bordo, hizo un mapeo fotográfico y en video que ahora deberá ser reconstruido en tierra por expertos.
“El objetivo es reproducir en imágenes el escenario más fiel posible de cómo quedó el ARA San Juan en el fondo del mar. Es un rompecabezas”, explicó Yáñez.
Luis Tagliapietra, familiar de uno de los 44 tripulantes que perdieron la vida en el accidente, aún se encuentra a bordo del Seabed Constructor y aseguró que ya tuvieron acceso a todas esas imágenes.
“Las fotos que fueron difundidas son capturas de video. Nosotros ya vimos todo on line en HD. El casco resistente quedó aplastado como una lata de gaseosa”, dijo en camino a Ciudad del Cabo, desde donde volverá en avión a la Argentina. Los familiares ya le hicieron un pedido expreso al jefe de la Armada para pedirle reserva con respecto a la publicación de ese material.
Además de las 67 mil imágenes que en breve serán enviadas por la empresa Ocean Infinity a la Armada y a la jueza, hay una cantidad de documentación fílmica en crudo a la que también accederá la Justicia. Ese material es el que que traerán los veedores de la Armada que ahora están a bordo del Seabed junto a algunos familiares, y que también desembarcarán en Ciudad del Cabo, en alrededor de diez días. Hacia esa ciudad sudafricana partió la embarcación este sábado a la noche, tras completar la toma de imágenes.
“Fue un gran gesto de la empresa realizar ese trabajo extra. Por contrato sólo tenían que enviar tres fotos que son las que ya todo el mundo vio, como para comprobar que efectivamente habían encontrado el submarino”, agregó Yáñez.
Sobre el material en crudo, aseguró que “servirá para evitar cualquier tipo de especulación o sospechas de manipulación”.

Etapa clave
Ahora se abre una etapa clave en la investigación. La magistrada de Caleta Olivia no pudo estimar tiempos. “Analizaremos las 67 mil imágenes y nos quedaremos con las más valiosas, que nos sirvan para determinar qué le pasó al submarino”.
También dijo que en esta nueva fase de la causa empezará a tomarles declaración a los familiares.
“El aporte será valioso, hasta ahora decidí respetar el dolor y la situación emocional”, dijo.
Casi 80 testigos dieron su testimonio hasta ahora en la causa, que ya tiene 15 cuerpos y 44 cajas con documentación. De esas declaraciones de ex tripulantes del San Juan y autoridades de la Armada, Yáñez ya cuenta con una idea de lo que le pudo haber ocurrido el 15 de noviembre de 2017.
“En julio de 2017, cuatro meses antes del último viaje, el submarino había tenido un incidente similar con la válvula que abre y cierra el snorkel. Hay que determinar qué ocurrió con esa reparación”, explicó la jueza.
-¿Cree que en el incendio que se reportó previo a la desaparición del San Juan pudo haberse repetido lo mismo?
-Todos los testimonios que tomé hasta ahora aportaron datos muy valiosos. Y hay mucha documentación. En nuestro análisis está la incidencia que cada avería pudo haber acarreado. En julio, el submarino había sufrido el mismo ingreso de agua, en el sector de barra de baterías de proa número 3.
-¿Existe la sospecha de que esa reparación no se hizo bien?
-Si se resolvió bien o no todavía no lo sabemos. Sabemos que el mecanismo del incidente fue similar y ocurrió un nuevo ingreso de agua.


Rescate
Otro de los temas que aparece en la agenda de Yáñez es el de la posibilidad o no del rescate del submarino.
En las últimas horas, desde el Gobierno se impuso el discurso de que el ARA San Juan no será rescatado, por el gasto que implica y los dudosos resultados que dicho trámite podría obtener.
Yáñez, sin embargo, no le cerró la puerta del todo a esta posibilidad. “Puede ser que luego de la representación que haremos con las imágenes alguna de las partes no quede conforme. Por eso ordené un estudio de factibilidad técnica y económica de esta operación”, aseguró.
-¿Qué les puede decir a los familiares que están exigiendo “la verdad” y que “no les mientan” más?
-Les digo que mi objetivo es llegar a la verdad material de lo que sucedió. Yo soy la primera que expreso mi solidaridad. La mejor manera de honrar es trabajar todo los días y seriamente, no llevarnos por el arrebato. Haremos una valoración de la totalidad de las pruebas y daremos nuestra conclusión.

Imágenes
Las imágenes en alta definición serán usadas para construir un modelo en tres dimensiones del submarino
La empresa Ocean Infinity, a cargo del buque Seabed Constructor que encontró al ARA San Juan, enviará a la Justicia federal y al Gobierno nacional 67.000 fotos del submarino hundido a 907 metros de profundidad.
Esas fotografías en alta definición serán utilizadas para determinar las causas de su abrupto colapso, que significó la muerte de los 44 integrantes de su tripulación.
Las imágenes serán remitidas desde Sudáfrica, adonde el Seabed Constructor navega en estas horas para cumplir tareas de mantenimiento. Si no surgen inconvenientes técnicos o legales, el próximo miércoles llegarán a Buenos Aires las 67.000 fotos en HD del ARA San Juan.
Cinco vehículos submarinos no tripulados AUV (Autonomous Underwater Vehicles) y dos ROV (Remote Operated Vehicle) tomaron las 67.000 fotografías que se usarán para construir en imágenes un modelo en tres dimensiones del ARA San Juan.
Ese modelo –que en la jerga técnica se llama Render—permitirá observar cómo quedó el casco del submarino hundido y de qué manera está apoyado en el fondo del mar.
Esa información es clave para determinar las causas del trágico naufragio que inició el 15 de noviembre de 2017.
Ocean Infinity enviará las fotografías al Ministerio de Defensa y a Marta Yáñez, jueza federal de Caleta Olivia.
En ambos casos, la empresa exploradora con sede en Houston remitirá las 67.000 fotos HD con un dossier explicativo y una reconstrucción digital del ARA San Juan, que permitirá observar cómo quedó su casco con una perspectiva de 360 grados.
Hasta ahora, sólo se distribuyeron tres fotos del submarino hundido, que corresponden a la sección de proa, la hélice y la vela.
Si no se produce un milagro tecnológico, o el avance de la ciencia con el correr de los años, las fotografías HD aportadas por Ocean Infinity serán los indicios más cercanos de los que podrán disponer el Gobierno y la Justicia federal para saber la verdad de los hechos y en consecuencia adoptar sanciones administrativas y penales.
A 900 metros de profundidad es imposible que baje un perito a monitorear la situación del casco y menos aún que pueda obtener una muestra del submarino hundido.

Tecnología
El trabajo tecnológico de Ocean Infinity debería servir para reemplazar la imposibilidad de rescatar al ARA San Juan.
Sin la nave siniestrada, esas 67.000 fotografías tienen que ayudar a comprobar si hubo un incendio a bordo, si ocurrió una explosión causada por la aparición de hidrógeno y si la presión del agua a más de 600 metros de profundidad fueron hechos sucesivos o simultáneos que condenaron a muerte a los 44 tripulantes del submarino.
Los fotos HD engrosarán un complejo expediente judicial y una minuciosa instrucción administrativa que apuntan a descubrir la verdad de los hechos y determinar la responsabilidad de ex funcionarios de Defensa y oficiales de la Armada que estaban en funciones cuando se conoció la primera alerta emitida por el submarino perdido.
Cuando el ministro Aguad reciba la información de Ocean Infinity se hará una presentación formal al presidente Mauricio Macri, que exigió profundidad investigativa y celeridad para encontrar a los eventuales responsables del hundimiento del ARA San Juan.
En cambio, la jueza Yañez analizará las 67.000 fotografías junto a sus colaboradores directos.
La magistrada asumió que es imposible recuperar al submarino apoyado en un cañadón marítimo a 907 metros de profundidad, y aguarda con interés que sean enviadas las imágenes para descifrar qué sucedió el 15 de noviembre de 2017.
Ese triste día desaparecieron los 44 tripulantes del ARA San Juan. Y todavía no se sabe por qué falló el submarino y quiénes son los responsables de la tragedia en alta mar. Las fotografías serán la memoria indeleble de un hecho que no debió haber sucedido. Y que aún nos golpea por su salvaje crueldad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *