La Prensa de Santa Cruz

Diario La Prensa de Santa Cruz

Alerta: el planeta está en peligro

hielo

Buenos Aires
Destacados científicos internacionales alertaron sobre las graves consecuencias del cambio climático que ya se están produciendo en el mundo y señalaron que es posible limitar el aumento de la temperatura a 1,5 grados centígrados, pero sólo “con cambios rápidos, de amplio alcance y sin precedentes”.
El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) publicó un informe especial sobre las consecuencias que tendría no cumplir con la meta de un aumento máximo de 1,5 grados, cuando quedan dos meses para la próxima Conferencia sobre el Clima de la ONU.

1,5 grados
“Limitar el calentamiento global a 1,5 grados Celsius exigirá cambios rápidos, de amplio alcance y sin precedentes en todos los aspectos de la sociedad”, indicó el IPCC al término de una conferencia de varios días en la ciudad surcoreana de Incheon.
Los cambios deben producirse en los sectores energético, industrial, de vivienda, transporte, en las ciudades y en el campo. Los observadores calificaron el informe como una alerta dirigida a los gobernantes sobre la necesidad de actuar.
“Una de las principales observaciones del informe es que ya se ven los efectos de un aumento de un grado en la temperatura, por ejemplo en la meteorología extrema, el aumento del nivel del mar y el deshielo en el Ártico”, afirmó el copresidente de un grupo de trabajo del IPCC, Panmao Zhai


El informe
En el informe de la ONU también se estimaron las consecuencias de un aumento de hasta dos grados en la temperatura media del globo (por encima de los niveles previos a la Revolución Industrial), que sería el peor escenario posible, según plantearon los países que adhirieron, en 2015, al Acuerdo de París sobre cambio climático.
La meta es difícil: destacan que las emisiones de dióxido de carbono producidas por el ser humano deben reducirse en un 45 por ciento desde los niveles de 2010 hasta 2030 para poder limitar el aumento de la temperatura. Es necesario que los niveles de CO2 alcancen un “nivel neto cero” hasta 2050, explica el informe.
Ninguno de los efectos de que la temperatura media global suba dos grados parece bueno: si eso pasa, el nivel global del mar será, a finales de este siglo, diez centímetros mayor respecto de si sube 1,5 grados. “Limitar el aumento a un grado y medio significaría que diez millones de personas menos se verían expuestas a los riesgos de la salinización de los suelos de cultivo o las inundaciones por tormentas en las zonas costeras”, señaló Wolfgang Cramer, coautor del informe. “El delta del Nilo y de otros ríos ya sufren pérdida de terreno cultivable por la entrada de agua de mar”, agregó.
Quedarse en 1,5 grados implicará que los arrecifes de coral se reduzcan entre un 70 y un 90 por ciento, frente a su total desaparición, con la suba de dos grados. O que haya un verano sin hielo en el océano Ártico una vez cada 100 años frente a “al menos uno cada década”, con dos grados más, señaló el experto, y agregó que también se capturarían muchos menos peces en el mar. Todos estos escenarios negativos podrían ser peores, detalló el informe de la ONU: si no se producen más esfuerzos, subrayaron, el mundo se encamina a un aumento de las temperaturas de tres o cuatro grados respecto a los valores preindustriales.
“Este informe especial envía una clara señal al sector político: hay que actuar ahora, ya casi es tarde”, evaluó Niklas Höhne, de la Universidad de Wageningen, Holanda.

El impacto del calentamiento

Las consecuencias del cambio climático han comenzado a manifestarse: el deshielo del Ártico, las inusuales olas de calor, la fuerza de los huracanes. Según advirtió este lunes el grupo de científicos asesores de la ONU para el cambio climático (IPCC), el mundo alcanzará un calentamiento de 1,5º entre 2030 y 2052. Y para evitar que ese aumento de la temperatura global llegue a los 2º, hay que tomar acciones rápidas, de amplio alcance y «sin precedentes». Esa diferencia de temperaturas es crucial.

Deshielo
Con un calentamiento global de 1,5ºC sobre los niveles preindustriales, la probabilidad del océano Ártico de quedarse sin hielo en verano sería de una vez por siglo. En cambio, con una temperatura de 2º, la probabilidad es de al menos una vez por decenio.

Pérdida de especies
Un 18 por ciento de los insectos del mundo, un 5 por ciento de aves y un 8 por ciento de los vertebrados se perderán si sube 2ºC la temperatura media de la Tierra. Con un 1,5º, estas pérdidas se reducirían a la mitad.

Sequías
Reducir el incremento global de la temperatura de 2 grados a 1,5ºC reduce la cantidad de población mundial expuesta a estrés hídrico en un 50 por ciento. En la zona mediterránea, la reducción media en la escorrentía anual casi se duplica.

Inundaciones
Los episodios de lluvias torrenciales aumentarán. No obstante, el mayor incremento en el riesgo de inundaciones se encuentra en EE.UU., Asia y Europa en general, y disminuirá en Europa oriental y África.

Calor extremo
Aproximadamente 420 millones de personas menos estarían expuestas a las olas de calor extremas si se consigue limitar el calentamiento global a 1,5°C en lugar de 2°C . Se proyecta que la cantidad de días de calor aumente en la mayoría de regiones, y que estos a su vez sean más calurosos, especialmente en América del Norte, Centro y Sur de Europa y la región mediterránea.

Contaminación
El objetivo del nuevo informe del IPCC es activar medidas drásticas que eviten 150 millones de muertes por contaminación atmosférica.
Aunque en cada región los peligros concretos asociados son diferentes, las zonas que están particularmente amenazadas incluyen los sistemas árticos, las regiones secas, los pequeños países en desarrollo insulares y los países menos desarrollados, según el IPCC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *