La Prensa de Santa Cruz

Diario La Prensa de Santa Cruz

La búsqueda del ARA San Juan podría superar los cuatro meses

ocean

Comodoro
El director de Relaciones Institucionales de la Armada, capitán de navío Rodolfo Ramallo, destacó que alrededor de las 13:30 horas tocó puerto en Comodoro” el buque Seabed Constructor que buscará al ARA San Juan.
Dijo que “la Armada embarcará a tres observadores militares que darán testimonio de que la empresa cumpla el convenio con el Estado Nacional” al tiempo que también embarcarán “cuatro familiares de tripulantes para darle transparencia al trabajo”.
Aclaró que el plazo de búsqueda podría superar los cuatro meses ya que los 120 días establecidos “no son días calendario sino operativos”. Mirá el video de la explicación sobre cómo será la búsqueda del submarino.
Contó que los familiares “tendrán acceso a la misma información que los oficiales militares” y que el buque zapará a la zona de búsqueda del ARA San Juan “ni bien se realicen todos los trámites aduaneros y de Migraciones”.
Comentó que “el buque hará un recambio de dotación y entre hoy y mañana estaría zarpando a la mayor brevedad posible”.
De hecho, Ramallo recordó que “la empresa es uno de las principales interesadas (en salir lo antes posible a buscar el submarino) porque el contrato que tiene firmado indica que cobrará si encuentra al submarino. Esto implica estar navegando y operando y que tenga acotados los tiempos en el muelle”.
En cuanto a los 120 días de plazo máximo para la búsqueda, aclaró que “no son días calendario sino operativos, aquellos que están en el área con la búsqueda fehaciente. Si por alguna cuestión meteorológica no lo hacen ese día no será contado como día operativo“, por lo que no es tan lineal el tiempo sino que podría extenderse aún más el plazo de búsqueda.

Prefectura
Ayer llegó a la Argentina el buque de Ocean Infinity que buscará al navío de guerra desaparecido
“Sin novedad”. Esa fue una de las concluyentes frases que recibió la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, por parte de Prefectura Naval Argentina.
El mensaje, así de breve, no encierra ninguna clave secreta. Simplemente se le informa a la magistrada que investiga la desaparición del ARA San Juan y sus 44 tripulantes que el submarino hundido no estaba en ninguna de las coordenadas que ordenó rastrillar.
El moderno buque de salvamento PNA SB 15 “Tango” fue encomendado a tan delicada misión –que duró dos semanas– después de que una de las querellas en la causa, la encabezada por los abogados Fernando Burlando y Valeria Carreras, se lo solicitara a la jueza.
El pedido, “realizado desde el desconocimiento de la causa y del lenguaje naval”, según el abogado y papá de uno de los tripulantes siniestrados, Luis Tagliapietra, estaba basado en información que había sido incorporada al expediente casi cinco meses atrás, que publicó de manera exclusiva Infobae en su momento, pero que tanto la Armada Argentina como el Ministerio de Defensa, y la propia Yáñez, ya habían descartado.
La razón de esa posición aseguraba que “los sonidos metálicos similares a los golpes contra un casco compatibles con los de un submarino”, que había registrado un sonarista –que declaró en la causa– entre el 20 y el 21 de noviembre de 2017, es decir seis días después de la desaparición del ARA San Juan, “ya habían sido investigados dando resultados negativos”.


Rastrillaje
Además, el área “ya había sido rastrillada por buques de la Armada Nacional y por los de la flota extranjera que vino a colaborar en el operativo de búsqueda y rescate”, como por ejemplo el Yantar que pertenecía a la armada rusa.
Quizás porque el pedido partió del mediático Burlando, o por temor de que esa querella la recuse en el expediente, como una vez sugirió su socia Carreras, Yáñez accedió a realizar la búsqueda casi 20 días antes de que llegara a Comodoro Rivadavia el imponente Seabed Constructor, de la empresa norteamericana Ocean Infinity, para realizar de una vez por todas la búsqueda del submarino con la moderna tecnología AUV que venía muy demorada por el fracaso de la primera contratación, por una impugnación que había interpuesto la misma querella de Burlando-Carreras.
La jueza Yáñez recibió primero de manera telefónica –esto fue hace 48 horas– y después escrita por parte de Prefectura, la notificación de que el ARA San Juan no estaba en la zona de búsqueda marcada, tal como se había encomendado.
El PNA SB 15 “Tango” realizó además un prolijo mapeo del fondo oceánico que servirá seguramente para la misión que en los próximos días emprenderá la firma Ocean Infinity.
El navío llevará a bordo a cuatro familiares que actuarán como veedores. Entre ellos Tagliapietra, la cabeza visible de una de las tres querellas que tiene la causa.
El cuarteto ya superó el examen médico y físico de rigor y en las próximas horas embarcarán para partir en una de las misiones más conmovedoras de sus vidas: encontrar el submarino ARA San Juan y, por qué no, algún rastro de sus seres queridos.

 

Seabed Constructor
El buque Seabed Constructor tiene apenas cuatro años de vida y fue construido en Noruega. Pertenece a la empresa norteamericana Ocean Infinity y desde hoy se vuelve a encender la esperanza de los familiares de los 44 submarinistas perdidos hace casi diez meses.
El barco, posee 115 metros de eslora, 22 de manga y tiene capacidad para trasladar hasta 102 personas.
Lo más importante: está equipado con tecnología ultra avanzada, que permitirá realizar una búsqueda exhaustiva del ARA San Juan (S-42), desaparecido el 15 de noviembre de 2017. Otro dato clave: la empresa sólo cobrará si encuentra la nave.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *