La Prensa de Santa Cruz

Diario La Prensa de Santa Cruz

Quinteros: “en este veredicto no hubo ningún encubrimiento”

quinteros

Caleta Olivia
El doctor Marcelo Quinteros, abogado defensor del subcomisario Alberto Méndez se refirió al fallo que determinó el Tribunal Oral en el caso Gustavo Gérez y aseveró que “se hizo justicia”.
“Se hizo justicia, los jueces valoraron la prueba y tuvieron el coraje de absolver a mi defendido. Entendieron que el hecho es atípico y haber imputado a mi cliente no tiene una imputación dentro del Código Penal”, consideró.
Sostuvo que cuando le propusieron defender a Mendez se dedicó a “evaluar la magnitud de la causa. La evalue y me decidí a aceptarla. Soy abogado, me dedico a esto”.
Con referencia a los procesos médicos que intervinieron en la causa sostuvo que “en este caso particular hubo una autopsia y una re autopsia. En la primera instancia actuó el doctor Vera Maidana y luego a pedido de la querella actuaron peritos de Río Gallegos, por pedido de familiares de la víctima presentando un perito de parte. Esos informes se tuvieron en cuenta para lo que resolvió el Tribunal”.
Sobre la presión de la opinión pública en el caso, sentenció que “si, mucho, Por eso es valorable lo de los jueces que más allá de esa presión, ellos actuaron conforme a derecho, su gran experiencia, profesionalismo y también a sus convicciones. Toda esa presión no hizo mella, para resolver lo que resolvieron”.

Justicia
“Para mi se hizo justicia”, reiteró y añadió que “me gustaría que toda la gente pueda tener la información completa de todo lo que aconteció en la causa. Sería interesante que el fallo esté en internet a disposición de toda la comunidad, porque se generó mucho revuelo, y se dijeron muchas inexactitudes. Entonces este fallo clarifica todo lo que se dijo, basados en pruebas científicas realizadas por expertos en cada una de las materias, de los médicos de la junta médica. Es importante que la comunidad conozca las particularidades del caso para que entiendan porqué se resolvió de esta manera”, pidió.
Agregó que “la charla posterior con la familia Méndez, fue en la Cámara y fue medio tensa porque no pudimos salir por varias horas. Pero no tuvimos una charla personal, calculo que en los próximos días nos vamos a reunir. Hablamos lo justo y necesario tras la lectura del fallo”.
Sobre la muerte de Gustavo Gérez señaló que “los médicos establecieron que falleció por un paro cardio respiratorio isquémico, producto de un delirio agitado y determinaron que fue debido a un estado clínico psiquiátrico donde se produce por la ingesta de alcohol y estupefacientes. Esta combinación genera un metabolismo y que a la persona que se le genera esto, le provoque una arritmia fuerte. Los médicos establecieron que este tipo de situaciones se da en jóvenes que van a fiestas electrónicas. Esto se genera en algunos cuerpos que están predispuestos de reaccionar de esta forma”, dijo.
Sobre el proceso de debate consideró que “nos deja una enseñanza y nos marca una serie de falencias en el sistema, que deben ser corregidas. El oficial Méndez procedió de esa manera, porque hubo reuniones entre la Policía y el Hospital, que determinaron un protocolo. Las autoridades tanto policiales como hospitalarias decidieron que cualquier contraventor previo ser trasladado al Hospital, debía ser revisado por un médico de la policía. Eso fue declarado por la Directora del Hospital y los comisarios, por el Jefe de la Unidad Regional, la letrada del nosocomio y se llegó a este protocolo producto de una serie de inconvenientes que se habían generado. En su testimonial la Directora del Hospital fue muy gráfica y detalló que en la guardia tienen cuestiones urgentes de salud. Entonces fundamentaron porqué se arribó a este tipo de protocolo. Por ese motivo se decidió que el médico policial, que para eso recibe un sueldo lo revise en la dependencia policial, y además no se entorpece las urgencias por guardia. Méndez, lo único que hizo fue cumplir con ese protocolo y reglamento”.
Quinteros sostuvo finalmente que “le pido a las personas que están involucradas en este caso, que sean objetivos, que lean la causa y que traten de informarse con la decisión de los fundamentos. Los que estuvimos en el juicio, nos dimos cuenta que mi cliente no cometió delito. Méndez estuvo al menos quince minutos con Gérez, lo dejó en la dependencia policial para que sea atendido por un médico. Debemos ser objetivos y leer bien el fallo. En este veredicto no hay ningún encubrimiento. Todas las partes de este proceso actuamos de buena fe”, manifestó finalmente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *