La Prensa de Santa Cruz

Diario La Prensa de Santa Cruz

Gobierno descartó licitación y va por un Plan B para buscar el San Juan

ara

Buenos Aires
Ratificada la caída del proceso licitatorio abierto para contratar a una empresa privada, también descartada la millonaria recompensa que se había ofrecido para cualquier particular que pudiera aportar algún resultado concreto, el gobierno nacional pidió una prórroga hasta el miércoles para proponer una alternativa concreta que permita retomar la búsqueda del submarino ARA San Juan, desaparecido desde el pasado 15 de noviembre, cuando navegaba desde Ushuaia hacia Mar del Plata .
Un grupo de familiares de los 44 marinos que integraban esa tripulación se retiró decepcionado del Ministerio de Defensa, donde funcionarios del área y el jefe de la Armada Argentina, vicealmirante José Luis Villán, les comunicaron que recién hoy volverán a recibirlos con la promesa de presentarles una propuesta superadora y viable.
El ministro Oscar Aguad no asistió “por razones de agenda”, según les informaron.
No hay precisiones sobre qué opción evalúan pero trascendió la posibilidad de avanzar desde un formato de contratación directa por adjudicación simple por especialidad y así iniciar a la brevedad ese rastrillaje que, con moderna tecnología, aspire a dar con el buque que no pudieron hallar más de 40 embarcaciones nacionales y extranjeras durante un despliegue inédito que se extendió durante casi seis meses.
Familiares aseguraron a LA NACION que sí les comentaron que la Armada tendría peso en la decisión de qué empresa será elegida.
“Lo que nos queda es seguir aquí, con este acampe, y esperar cuál es la propuesta que nos prometieron para el miércoles a las 16”, dijo Luis Tagliapietra, padre del teniente de corbeta Alejandro Tagliapietra, que viajaba a bordo del ARA San Juan.

Familiares
Buena parte del grupo de familiares que llevaba más de siete meses instalado en Mar del Plata, alojado en hoteles del Instituto de Obras Sociales del Estado (IOSE), se mudó la semana pasada hasta Capital Federal.
Primero para participar de una reunión de la Comisión Bicameral conformada para trabajar sobre este caso y luego, disconformes con las respuestas logradas, para instalarse en Playa de Mayo con un acampe que prometieron extender hasta tanto encuentren respuestas concretas a sus reclamos.
Siempre con sus pancartas y banderas a cuestas, sobrellevando días y noches con temperaturas muy bajas y lluvias, por momentos también encadenados a las rejas que rodean accesos a Casa Rosada, sostienen y hacen público su principal pedido: que se contrate sin más demora a una empresa para que busque al submarino.
Allí, como cada noche, el lunes cumplieron con la ceremonia de encendido de velas apoyados por amigos y gente de paso.
El gobierno había llamado a licitación para adjudicar el operativo de búsqueda con medios privados.
En principio comunicó la pre adjudicación de esta misión a la firma española Igeotest Geoscience Group (IGG).
Los familiares de la tripulación se habían inclinado por la venezolana Sistemas Electrónicos Acuáticos (SEA), cuyos responsables les habían asegurado que podían encontrar al ARA San Juan “en 100 días”.
Pero su oferta no estuvo entre las mejores que pugnaron por quedarse con este contrato.
Cuando la licitación parecía llegar al punto esperado de adjudicación, desde la Oficina Nacional de Contrataciones y a partir de la denuncia de un particular surgió un informe para que se suspenda el acuerdo con IGG por deficiencias administrativas en su propuesta.
El lunes les terminaron de confirmar que ese proceso licitatorio se cayó definitivamente. “No nos vamos a ir de la plaza hasta que hayan confirmado una empresa encargada de los trabajos, lista para empezar la búsqueda”, advirtió Marcela Moyano, esposa del suboficial Hernán Rodríguez, que integraba la tripulación del ARA San Juan.
Los familiares exigen que más allá del tipo de contrato que el Estado cierre con la empresa elegida, el resultado debe ser un operativo con los medios y tecnología adecuados para buscar el submarino, del cual no se ha logrado dar con una sola pista en estos casi ocho meses.
“La reunión fue más de lo mismo, nos vamos otra vez con manos vacías y todas las dudas”, dijo a LA NACION Marta Vallejos, hermana del suboficial Celso Vallejos. Es una de los 19 familiares de tripulantes que hoy participaron de esta reunión que tendrá continuidad el miércoles por la tarde.
“Podemos decir que ahora tenemos menos que antes, porque no hay licitación ni recompensa ni una opción definida”, detalló sobre esta ausencia de resultados concretos. (lanacion.com.ar)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *