La Prensa de Santa Cruz

Diario La Prensa de Santa Cruz

Día mundial de la hipertensión arterial

Día mundial de la hipertensión arterial
Caleta Olivia

El Día Mundial de la Hipertensión (World Hipertensión Day) se celebra todos los ańos el 17 de Mayo.

La hipertensión arterial es un problema de salud que afecta a más del 25-30% de la población, de los cuales un número importante de personas no están tratadas y de aquellas que reciben tratamiento más del 50% no tienen las cifras de tensión controladas.

La hipertensión es uno de los principales factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares, como el infarto de miocardio, los accidentes vasculares cerebrales, la insuficiencia cardiaca, entre otras.

Las personas con diabetes son un grupo con mayor riesgo de presentar hipertensión arterial. Más del 80% de los sujetos con diabetes tipo 2 tienen hipertensión, y además por lo general necesitan mayor número de medicamentos para normalizar las cifras de tensión.

Dado que también la diabetes es un importante factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares, su asociación con hipertensión claramente multiplica este riesgo. En base a ello los valores de tensión arterial que se consideran “normales” son inferiores a los de las población no diabética y deben estar por debajo de 130/80 mmHg.

La dieta adecuada, baja en sal, la pérdida del exceso de peso y la realización frecuente de ejercicio físico son fundamentales para el correcto control de la tensión arterial, así como de la diabetes. Por otro lado es frecuente que la mayoría de pacientes con diabetes deban tomar medicación para controlar la hipertensión, lo cual ha demostrado claramente sus beneficios para disminuir las enfermedades cardiovasculares.

Por qué es importante tomarse la presión y cuáles son las claves para hacerlo bien

Pocos procedimientos en la salud pueden ser más accesibles que tomarse la presión. Pero que se trate de un control relativamente sencillo no significa que su importancia sea menor.

Pedido

Por el contrario, desde la comunidad médica redoblan un pedido: hacerse, al menos una vez al ańo, un chequeo de la tensión arterial. El pedido tiene que ver con la hipertensión, una enfermedad que no presenta síntomas -pero sí tiene sus consecuencias- y que, para detectarla, requiere de un primer control bien realizado. Sin embargo, antes de salir corriendo a buscar un tensiómetro o a hacerse un chequeo uno mismo es aconsejable tener en cuenta algunas recomendaciones.

Antes que nada, lo importante es tener en claro que lo que se busca son resultados confiables y no el primero que pueda surgir en una medición de apuro.

El cardiólogo Miguel Schiavone explica que, para lograr esto, lo mejor es realizar, en un lugar cómodo y con tranquilidad, tres registros sucesivos de la presión arterial, porque el primero suele estar influenciado por la ansiedad de saber el resultado, lo que puede llevar a un aumento transitorio de la presión arterial.

Un promedio entre el segundo y tercer registros, hechos con una diferencia de un minuto entre toma y toma, otorga un valor más cercano a la presión arterial de ese momento.

Claro que, dicho de esta manera, sin referencias numéricas, esto puede parecer bastante abstracto. Ya sea con un tensiómetro digital o un clásico tensiómetro aneroide, la presión no debería superar 140/90 mmhg (14/9). Aun así, un resultado final por encima de estos valores tampoco significa que haya que entrar en pánico.

Un tensiómetro aneroide convencional; los cardiólogos hoy recomiendan usar uno digital, más confiable y fácil de usar

Control

“Esto no deja de ser una foto; una película sería con un Holter de presión o un monitoreo ambulatorio de la presión arterial (MAPA). Eso nos da un panorama mucho más amplio. En un MAPA de 24 horas un equipo se le coloca al paciente durante 24 horas y registra la presión arterial cada 15 minutos durante el día y media hora a la noche. Al día siguiente el paciente se lo quita y lo entrega para descargar los valores y realizar promedios diurnos y nocturnos. Otra posibilidad es el Monitoreo Domiciliario de la Presión Arterial (MDPA), a través de un tensiómetro que le es entregado al paciente en un centro hospitalario junto a un protocolo de tomas de presión. El MDPA consiste en el registro de la presión de cinco a siete días, en los que el paciente se hace la medición dos veces a la mańana y dos veces a la noche de forma controlada”, explica Schiavone, integrante de la Fundación Cardiológica Argentina (FCA) que, por estos días, presentó la campańa “2 minutos x tu corazón”, que busca educar y concientizar sobre la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

La hipertensión es asintomática, pero es frecuente que muchas personas manifiesten molestias que suelen relacionar a esta patología. “El color rojo de la piel o del ojo, el sangrado de la nariz, el dolor de cabeza o del brazo, todos esos son factores confundidores”, afirma Schiavone, quien, no obstante, aclara que valores arriba de 170/110 mmhg sí son muy altos, por lo que requieren una internación urgente, al tratarse de una crisis hipertensiva -que no es lo mismo que la hipertensión.

Para llevar un control rutinario, la presión arterial puede ser chequeada a lo largo del día y, también, en este punto, se pueden tomar algunas recomendaciones. “Uno se despierta y la presión suele estar un poquito más alta porque se disparan un montón de hormonas que gatillan el despertar, porque sino uno seguiría durmiendo eternamente. Si uno se despierta y se toma la presión los primeros registros van a ser un poquito más altos”, dice el especialista.

Y aclara, entonces, que tras despertarse se debe orinar y después sentarse en un lugar cómodo para hacer las mediciones. “Después, durante el post almuerzo desciende, a la tardecita vuelve a subir y a la noche vuelve a bajar un poco. Entonces, lo que le digo a los pacientes es que no estén todo el tiempo obsesionados con su presión arterial, sino que la mejor obsesión sea la actividad física, comer sano, tratar de evitar el estrés de alguna forma y, si se van a tomar la presión, que lo hagan de forma correcta”, agrega.

Un tensiómetro digital; los médicos recomiendan hacer varias mediciones para descartar errores.

A la hora de elegir un tensiómetro, las últimas guías de cardiología en el país recomiendan el uso de los digitales. No porque no se puedan usar los aneroides (con la pera de látex, el estetoscopio y manómetro) pero, según indica Schiavone, “la técnica auscultatoria es muy compleja, requiere un entrenamiento; los tensiómetros electrónicos son muy precisos”.

Adhesión

Clínica Cruz del Sur adhiere al Día Mundial de la Hipertensión arterial, de modo especial durante el mes de mayo, con distintos aportes, entre ellos, brindando información acerca de este problema de salud, con entrevistas a distintos profesionales y poniendo a disposición el staff de médicos, en primer lugar, los especialistas en Cardiología: Dr. Gustavo Delgado, Dr. Leonardo Kurta, Dr. Walter Serra, Dr. Luis Davila; Dr. Gustavo Flores, Dra. Adriana Hadad, quienes trabajan en forma interdisciplinaria con el resto de los profesionales, en modo particular, médicos clínicos, médico especialista en hemodinamia ( cinecoronariografias, colocación de stent, etc.) en diabetologia, en Imágenes Médicas, nutricionistas, entre otros.

Turnos

Para el acceso a la atención programada, Clínica Cruz del Sur, pone a disposición para la gestión de turnos para consultas médicas y para estudios cardiológicos como ECG, Mapa, Holter, Ecocardiogramas, Ecografías Aorto Abdominal, Doppler de vasos de cuello, Doppler Vascular-venoso-arterial, entre otros: a. 0800-222-1173, llamadas gratuitas, de 8 a 20 hs.

b. Conmutador de Clínica Cruz del Sur 4836902-4836903-4836904-4853356-4851470; Interno 2134; o 4830298; de 8 a 20 hs.

c. Atención presencial, de 08 a 20 hs. Recepción sobre calle 9 de Julio N° 680.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.