La Prensa de Santa Cruz

Diario La Prensa de Santa Cruz

Homenaje a Felicísimo Vicente

Homenaje a Felicísimo Vicente
Caleta Olivia
Por iniciativa del grupo de renovación carismática de la Parroquia Virgen del Valle el Padre Felicísimo Vicente tendrá una distinción.
Se celebrará una misa y se impondrá su nombre a uno de los salones. Los organizadores prepararon un escrito con parte de su historia. El padre de la sonrisa eterna despertó miles de anécdotas entre los vecinos quienes recordaron el acompańamiento del religioso en momentos difíciles.
“Un hombre de Dios profundamente enraizado en el corazón de tanta gente” es la frase que mejor lo describe a este sacerdote que supo ganarse el corazón de cientos y su oración por los enfermos lo mantienen vivo en el alma de los caletenses.
Como integrante del grupo de oración y como uno de los organizadores del evento, Gustavo Castro contó que todos los cuartos martes de cada mes “tenemos misa de enfermos y afligidos en Virgen del Valle y en esta ocasión, el martes 24 (por hoy) haremos el homenaje a Felicísimo a las 20 horas para que todos puedan participar”.
“Este mes queremos hacer un homenaje, Felicísimo llegó a Caleta Olivia en 1996 luego que muriera trágicamente el Padre Koltum, llegó para suplirlo, fue muy querido por su carisma de cercanía con la gente y su don de orar por los afligidos y acompańar a los enfermos, las personas se sanaban cuando él rezaba, por eso es este reconocimiento”, al recordar que el Padre murió el 6 de abril después de un cáncer y Caleta Olivia “quiere hacerle un reconocimiento”.
Gustavo Castro explicó que durante el periodo de su enfermedad y tras conocerse su fallecimiento, la gente de Caleta Olivia empezó a contar situaciones vividas con él, cuando rezó por tal enfermo, cuando visitó a tal otro”, indicó: “la gente lo quiere mucho” al tiempo que adelantó que el homenaje también incluye la colocación de su nombre en unos de los salones donde se reúne el grupo de oración “con un cuadro grande con su foto y poder recordarlo de esta manera”.
Invitación
Al mismo tiempo invitó a todos los vecinos a participar y agradeció la colaboración y predisposición del COPAPAS (Consejo Parroquial Pastoral) y a la Municipalidad de Caleta Olivia por su participación.
Por su parte Patricia Villarruel referente de Culto de la Secretaría de Relaciones Institucionales se mostró conforme con la iniciativa y dijo que es política del área que, “todos los requerimientos que la gente acerque les brindaremos nuestro apoyo y nuestra ayuda. Somos un equipo que trabajamos fuertemente para llevar el mensaje de Dios a la comunidad, hay muchas carencias, mucha necesidad y para nosotros poder colaborar es sumamente positivo, y estamos muy contentos de poder sumar y ayudar”.
Padre Vicente
El 6 de abril falleció en la Clínica San Camilo el padre Felicísimo Vicente. Así es que se realizó la Eucaristía en la capilla de la casa Zatti de Buenos Aires y al término de la Misa en Almagro, se trasladaron los restos del padre Felicísimo al Santuario “Sagrado Corazón” de San Justo (Bufano 320), donde se realizó el velatorio.
El sábado 7, se realizó la Misa de exequias en San Justo mismo y finalizada la Eucaristía, sus restos fueron trasladados definitivamente al cementerio de la casa de retiros de La Plata (Calle 44, esquina 163).
Felicísimo nació el 18 de julio de 1935 en el poblado de Milano, Salamanca, un caserío de alrededor de seiscientos habitantes, repartidos en esa época entre campesinos y ganaderos. Sus padres eran David y Araceli, de idéntico apellido.
Ingresó por primera vez a una Casa Salesiana en septiembre de 1949, al Aspirantado de Antequera – Montilla, en la entonces Inspectoría Bética de María Auxiliadora. Un primo salesiano sacerdote lo preparó para los exámenes pertinentes. Su noviciado lo realizará en Utrera desde agosto de 1953 hasta el 08 de agosto de 1954, día en que hará su profesión religiosa como Salesiano de Don Bosco. Unos meses después, el 10 de octubre de ese mismo ańo, recibirá de manos del Rector Mayor, Don Renato Ziggiotti, el hábito clerical.
Durante el noviciado, Felicísimo recibirá la vocación misionera. Con dieciocho ańos partirá de su tierra hacia la Argentina; llegará al país el 23 de diciembre de 1954. Realizará los estudios de Filosofía en Bernal (1955-1957) y el trienio práctico en la Patagonia, en el Colegio de San Julián como maestro de primero y segundo grado del Primario (1958-1960). Entre 1961 y 1964 realizará los estudios de la Teología en el Instituto “Clemente Villada” de Córdoba. Fue ordenado sacerdote en esa ciudad el 08 de agosto de 1964 de manos de Mons. Enrique Angelelli, Obispo Auxiliar en la Arquidiócesis de Córdoba.
A partir de ese momento, encontraremos al hermano en diferentes destinos. Entre 1965 y 1973, el P. Felicísimo se desempeńará como maestro y Catequista en el Aspirantado de Ramos Mejía. En 1974 será trasladado al Colegio León XIII, donde permanecerá por un lapso de once ańos (hasta octubre de 1984). En esta Casa Salesiana será profesor y ecónomo local desde 1979. Durante cuatro ańos, a su vez, y fiel a su estilo de acompańante “todoterreno”, trabajará activamente para la construcción de la Capilla dedicada a Nuestra Seńora de Caacupé en el barrio Monterrey, en la localidad bonaerense de Derqui.
En 1985 comenzará su fecundo ministerio en San Justo, como párroco y rector del Santuario “Sagrado Corazón de Jesús”. El P. Felicísimo se ubicará en el centro animador de todo un movimiento de religiosidad popular enmarcado en la Renovación Carismática Católica. Su paso por esta Casa pondrá en evidencia de forma indudable, la estatura espiritual y la entrega pastoral de este hermano nuestro.
En 1996 pasará a la ciudad santacruceńa de Caleta Olivia; será el Párroco por un ańo (2001). En 2002 será trasladado a la ciudad de Río Grande, en Tierra del Fuego. Allí será Párroco y Rector del Santuario “María Auxiliadora” por una larga década (2002-2011). Sus dos últimos ańos se desempeńará además como sacerdote auxiliar de la Armada Argentina, con el encargo específico de acompańar a los jóvenes cadetes del Liceo de la Marina. De esta experiencia recogemos una simpática crónica de un viaje del P. Felicísimo en la Fragata Libertad (2011).
Terminada su experiencia en el extremo sur, al hermano se le solicitará ejercer el servicio de Director. Entre 2013 y 2015, el P. Felicísimo será Director de la comunidad salesiana de Viedma y párroco en la ciudad de Carmen de Patagones. Tenía 77 ańos cuando aceptó generosamente asumir este servicio.
Entre comienzos del ańo 2016 y finales del ańo pasado, el P. Felicísimo desarrollará su ministerio en la localidad rionegrina de Villa Regina. Con sus dones de humildad y entrega característicos, llegará al corazón de su feligresía en muy poco tiempo, dejando también allí una huella profunda.
Dados sus problemas de salud (padeció un cáncer sus últimos meses), fue trasladado a finales del ańo 2017 a la casa de salud de Buenos Aires, en Almagro. Terminará sus días allí, apagándose lentamente y bajo la cruz de una enfermedad dolorosa, aceptada con admirable fe.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *