Caleta Olivia
Santa Cruz
Argentina
12/02/2018

TRES BARRIOS NO TRADICIONALES
Carnaval en Buenos Aires

Buenos Aires
Para los que estén en la ciudad y prefieran una opción diferente de los tradicionales corsos, las visitas guiadas que adentran a los participantes por la historia de diversos rincones porteños son una gran alternativa
El Carnaval tiñe a Buenos Aires de alegría y reúne en algunas de las esquinas más concurridas a miles de espectadores que llegan para participar de las celebraciones.
Sin embargo, para los que deseen una alternativa diferente para pasar el fin de semana largo en la ciudad, hay visitas guiadas por barrios no tradicionales ideales para aquellos que quieran adentrarse aún más en la historia porteña.
Las siguientes propuestas incluyen rincones que guardan un particular encanto que los hace únicos. Tres opciones diferentes a lo largo y a lo ancho de una ciudad tan increíble como Buenos Aires.
Los amigos del General San Martín en Palermo Chico
En los senderos internos de la Plaza Chile, la vida del General Libertador está plasmada en algunos monumentos históricos. En un altorrelieve está O’Higgins, quien abraza a San Martín como símbolo de las batallas de Maipú y Chacabuco.
También en esculturas están su amigo masón, el Gral. Alejandro de Aguado, a quien conoció en las tropas napoleónicas; el mariscal Ramón Castilla, protagonista en la independencia de Perú; el general Juan Martín de Pueyrredón, participante de la campaña del Alto Perú; Gregorio Las Heras, resistente en las invasiones inglesas; el general Güemes, prócer salteño; y Juan Antonio Álvarez de Arenales, quien cruzó la cordillera de los Andes junto a San Martín.
Los monumentos y sus historias se pueden conocer en la visita guiada organizada por el Ente de Turismo que realizará el sábado 10 de febrero a las 17. Punto de encuentro: Avenida del Libertador y Mariscal Castilla.
La iglesia del “cura gaucho” en Villa Lugano: en 1923 se inauguró la Iglesia del Niño Jesús, la primera del barrio. Desde 1925 y durante 44 años, el párroco fue Mario Fabián Alsina, quien se transformó en un héroe anónimo de Villa Lugano.
Solía andar a caballo, bautizaba en las puertas de las casas y el mito urbano dice que hasta construyó la iglesia y una escuela barrial con sus propias manos. Sus restos descansan en la parroquia que marcó su vida.
La Iglesia del Niño Jesús es parte del recorrido de la visita guiada organizada por el Ente de Turismo que se realizará el 12 de febrero (lunes de carnaval) a las 17. Punto de encuentro: Murguiondo y Aquino.
Oficialmente reconocido en 1972, antes del tango y del club San Lorenzo, Boedo era una parte de Almagro y de Balvanera.
Estaba ocupado por hornos de ladrillos, tambos, molinos panaderos, algunas pulperías y almacenes.
Sí existía la avenida que le dio el nombre. Tenía tres circos: el Anselmi (Boedo e Independencia), el de los hermanos Gómez (Boedo y Cochabamba) y el Internacional (José Mármol y Estados Unidos). El barrio pasó a ser habitado por inmigrantes y pasó a ser un importante centro de diferentes expresiones culturales.


La Prensa de Santa Cruz solicita a sus lectores que participan del espacio de COMENTARIOS de esta página Web, utilizar lenguaje apropiado y hacerlo con expresiones que no agravien, injurien o discriminen. Este es un espacio democrático y a los fines que sirva para el debate ciudadano, solicitamos que se utilice con responsabilidad y respeto. No obstante La Prensa de Santa Cruz aclara que no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emiten. laprensadesantacruz.info se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios inapropiados o en contra de las leyes vigentes.


Registro Nacional de Derecho de Autor Nº 281670. Prohibida la reproducción total o parcial.






Búsqueda personalizada

TAPA PAPEL

Humor

Visitas:
Contador
Clasificados