La Prensa de Santa Cruz

Diario La Prensa de Santa Cruz

“El 2017 fue un ańo difícil, aunque puedo decir que cumplí con la gente”

“El 2017 fue un ańo difícil, aunque puedo decir que cumplí con la gente”
Caleta Olivia
El concejal Rubén Martínez consideró ayer que el panorama político durante el ańo 2017 “fue extremadamente difícil y complicado” y que a pesar de todas las “críticas y desacreditaciones” que recibió, termina el ańo “trabajando para la gente y acompańado de sus pares”.
En diálogo con Diario Más Prensa realizó un balance de su labor legislativa en el presente período.
“Fueron muchas las situaciones que se vivieron en el Concejo, desde suspensiones de sesiones, hasta presidirlas, otras que no hubo quórum y otras que fueron muy candentes”, dijo Martínez quien durante el 2017 se transformó en “el concejal del pueblo”.
Aunque el concejal tomó más popularidad en la comunidad, con el controvertido tema de entrega de terrenos de las denominadas 240 hectáreas.
Recibió críticas por la entrega a familias de docentes, policías, desocupados, empleados, lo que sumaron hasta la fecha casi dos 5 mil lotes. De todos modos, ninguna de las acusaciones llegaron a la justicia ordinaria.
“Es reconfortante ver a la gente que recibe un terreno. Habían muchas personas que estaban inscriptas en Tierras desde hace ańos, y cuando fuimos al lugar proyectaron su futura vivienda. Más allá de todo lo que se decía contaron con mi apoyo”, confesó y detalló que “seguimos proyectando y entregando”.
Sobre este tema, seńaló que recibió el “respaldo y apoyo” en forma unánime de sus pares y que de ahora en más es el Ejecutivo “es quien no debe evadir su responsabilidad para que se otorgue definitivamente esos terrenos a las personas que inscribí. Deben sentarse con la parte que corresponde y concretar esa entrega de lotes”.
“Me desacreditaron demasiado”, reiteró y ańadió que siempre trabaje por la gente, lo hice desde que no era concejal, no ocupaba ningún cargo y lo único que pretendo es que no toquen a la gente de mi pueblo y muchos menos, que le quiten los derechos que le corresponden: trabajo, salud, vivienda, educación y hay que trabajar para que tengan una vida digna”.
Por este motivo agradeció a “los comercios y panaderías que han colaborado para que pueda asistir con pan a las escuelas y a los comedores escolares y barriales. Este trabajo lo hacía antes, lo hago ahora y lo seguiré haciendo”.
En el balance realizado sostuvo que durante todo el ańo debió “luchar” contra un sistema “político e inmobiliario. Más allá de todo esto estoy realizado por la tarea que hice”.
Al referirse a la situación económica consideró que “ha sido un ańo muy complicado, con muchas necesidades de la gente. Pero no debemos perder las esperanzas que todo va a mejorar”.
Actualmente los adjudicatarios en las 240 hectáreas comenzaron trabajos para la construcción de sus viviendas.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *