Caleta Olivia
Santa Cruz
Argentina
01/02/2016

CAUSAS POR CORRUPCIÓN
Termina la feria y comienza un año agitado en la Justicia federal

Cristina Kirchner figura como involucrada en el conocido como caso Hotesur.

Buenos Aires
Hoy lunes 1 de febrero termina la feria judicial. A partir de entonces en la Justicia federal volverán a ponerse en marcha las causas judiciales por corrupción que tienen como imputados a funcionarios del gobierno que terminó en diciembre pasado y también a integrantes de la nueva administración.
Sin ir más lejos el presidente Mauricio Macri y su antecesora Cristina Kirchner tienen expedientes abiertos en juzgados del edificio de Comodoro Py.
Si bien el juez Sebastián Casanello sobreseyó a Macri a fin del año pasado por el caso de las escuchas telefónica ilegales por el que había sido procesado, la causa aún no está cerrada porque todavía pueden apelar esa decisión los querellantes: Néstor Leonardo, el ex cuñado del Presidente, y Sergio Burstein. Si lo hacen será la Cámara Federal la que decida si el Presidente sigue o no bajo investigación.
En tanto, Cristina Kirchner figura como involucrada en el conocido como caso Hotesur. Allí se investiga si la empresa hotelera que arrojó ganancias millonarias para la familia Kirchner lavó dinero proveniente de firmas del empresario Lázaro Báez.
En todos los juzgados federales existen expedientes en los que se investiga a ex funcionarios por casos iniciados en diferentes etapas de los 12 años del gobierno kirchnerista:
La jueza María Servini de Cubría tiene a su cargo la investigación de la utilización de los fondos del programa Fútbol para Todos.
El juez Sebastián Ramos tiene un expediente en el que se analiza el modo en que se distribuyeron los subsidios ferroviarios previamente a la Tragedia de Once.
Y una investigación en la que está imputado Jorge Coscia por haber el doble empleo de un ex funcionario cuando estaba al frente de Cultura.

Hotesur
El juez Daniel Rafecas está a cargo del caso Hotesur y del expediente por enriquecimiento ilícito de César Milani quien fuera el Jefe del Ejército en el gobierno kirchnerista.
El juez Ariel Lijo tiene pendiente la elevación a juicio oral del caso Ciccone por el que fue procesado el ex vicepresidente de la Nación Amado Boudou.
Allí también están radicadas las investigaciones por enriquecimiento ilícito de Boudou y de la ex presidente de *Casa de Moneda-Katya Daura.
En ese juzgado está la investigación para determinar si el ex director de PAMI Luciano Di Cesare -imputado por el fiscal Franco Picardi el último día hábil de 2015- cometió delito cuando se adjudicó un pago de algo más de 2 millones de pesos por vacaciones no gozadas en la obra social de los jubilados.
Norberto Oyarbide tiene para resolver la situación procesal de Boudou quien fue indagado en diciembre pasado por un caso de recepción de dádivas por haber usado un avión y un helicóptero para viajar a la ciudad de Necochea.
El juez Rodolfo Canicoba Corral tiene pendiente desde el año 2007 una investigación para determinar si Guillermo Moreno cometió delito cuando produjo la intervención del INDEC.

Lázaro
Casanello tiene a su cargo la investigación por lavado de dinero sobre Lázaro Báez conocida como “La ruta del Dinero K”.
Y también el caso de Ricardo Jaime por enriquecimiento ilícito que debe ser elevado a juicio oral y público porque su procesamiento ya fue confirmado.
El juez Marcelo Martínez de De Giorgi tiene en su juzgado el caso por defraudación a la administración pública cometido por los hermanos Schoklender con el dinero público del programa Sueños Compartidos de las Madres de Plaza de Mayo.
El juez Luis Rodríguez investiga por enriquecimiento ilícito a Carlos Liuzzi, quien fuera el segundo de Carlos Zannini en la secretaría Legal y Técnica de la Presidencia. Un perito oficial consideró que el ex funcionario no puede justificar sus bienes.
El juez Julián Ercolini tiene a su cargo la investigación para determinar si Jaime cometió delito de administración fraudulenta cuando realizó en 2005 una compra de material ferroviario a España.
Buena parte de los trenes no sirven y además, se pagaron “comisiones”. También investiga los negocios con Venezuela y al primer secretario de Medios del kirchnerismo, Enrique “Pepe” Albistur, por el reparto de pauta publicitaria entre sociedades vinculadas.
El juez Claudio Bonadio debe definir la situación procesal de los indagados por el caso Plan Qunita (un programa que le cuesta al Estado 1100 millones de pesos).
Entre ellos están el ex Jefe de Gabinete kirchnerista Aníbal Fernández. Bonadio debe determinar también la situación procesal del ex presidente de Banco Central Alejandro Vanoli investigado por la venta de dólar futuro.

De Vido
El ex ministro de Planificación y diputado nacional Julio De Vido tiene dos casos abiertos en ese juzgado: uno derivado del veredicto del juicio por la Tragedia de Once donde se ordenó investigar su responsabilidad, y otro por la compra de gas licuado para intentar paliar la crisis energética.
El juez Sergio Torres tiene en su juzgado un caso en el que Boudou está imputado por la compra de autos de alta gama durante su gestión como ministro de Economía. Y también en un expediente donde se investiga el manejo de la línea LAFSA por parte de Jaime.
Los integrantes del macrismo tienen casos abiertos desde antes de que se hicieran cargo del gobierno nacional. Casanello tiene en su juzgado la investigación sobre los negocios de Fernando Niembro con la Ciudad de Buenos Aires, y Lijo una en la que está investigado al encargado de Medios Públicos Hernán Lombardi.
Ambos casos fueron denunciados por la PROCELAC por el delito de lavado de dinero. También está abierta una investigación por el reparto de pauta publicitaria porteña a cargo del juez Martínez De Giorgi.
Y Federico Sturzenneger, presidente del Banco Central, está procesado en el juzgado de Ramos por su participación el Megancaje durante el gobierno de la Alianza.
Durante el año judicial que se inicia deberían entrar en zona de definición las causas que se abrieron cuando el kirchnerismo rompió su relación con quien fuera el jefe del espionaje legal e ilegal desde 2003 a 2014, Antonio “Jaime” Stiuso.
Y los expedientes iniciados a partir de la muerte del fiscal Alberto Nisman.
A todo lo que hay abierto hay que sumarle las denuncias realizadas en los últimos días del año 2015.
Allí hay de todo y para todos. Porque hubo denuncias contra el kirchnerismo cuando se iba y contra el macrismo cuando llegaba.
El listado de causas de esta nota es incompleto. De todos modos alcanza para saber que en la justicia federal- el fuero penal con mayor contenido político- el año 2016 va a ser muy movido. (Por: Omar Lavieri [email protected])



Registro Nacional de Derecho de Autor Nº 281670. Prohibida la reproducción total o parcial.






Búsqueda personalizada

TAPA PAPEL

Humor

Visitas:
Contador
Clasificados